El rol de la escuela en la prevención del abuso sexual infantil

El rol de la escuela en la prevención del abuso sexual infantil

La escuela tiene un papel primordial en la prevención, detección y actuación del abuso sexual infantil. Es uno de los pocos lugares donde los niños van casi a diario y, por tanto, es un ámbito muy importante para responder a posibles situaciones de vulnerabilidad.

  • Debe asegurar un ambiente seguro para los niños y niñas
  • Debe poder seguir de cerca su evolución
  • Deberá notificar a las autoridades pertinentes si hay cualquier situación de vulnerabilidad

La prevención es posible y debe comenzar desde los inicios de la escolarización, porque la victimización infantil se da a lo largo de todas las edades de los niños y niñas. Por ello, las aulas proporcionan grandes oportunidades para promover el debate y la reflexión sobre estas temas.

Tener escuelas efectivas en este ámbito pasa por implementar programas educativos sistemáticos para la prevención del abuso sexual infantil, adaptados a las diferentes edades y niveles cognitivos de los niños. De esta manera conseguiremos:

  • Prevenir el abuso
  • Proporcionar a los niños el conocimiento y las capacidades suficientes para reconocer y evitar situaciones que pueden ser abusivas
  • Poner énfasis en las estrategias que pueden utilizar los abusadores
  • Informar sobre la manera adecuada de buscar ayuda en caso de abuso o intento
  • Equipar a los adultos con estrategias para responder rápidamente y de manera efectiva ante una revelación

Escuelas informadas y preparadas

Además del trabajo preventivo, los equipos docentes tienen un rol importante a la hora de identificar posibles casos de abuso sexual infantil, ya que las profesoras y los profesores son los adultos de fuera de la red familiar al que los niños pueden confiar una revelación de abuso sexual infantil. Las escuelas tienen un papel clave a la hora de identificar posibles situaciones de vulnerabilidad y solicitar consecuentemente el arranque de una intervención protectora.

Las figuras educadoras tienen la oportunidad de observar eventuales cambios tanto a nivel físico como de comportamiento de los niños y niñas. Así, tanto las figuras profesionales docentes como no docentes que intervienen en la escuela de forma estable, son parte integral del equipo educativo que debe poder ayudar a aquellos niños que necesiten hacer frente a estos problemas.

En una situación de abuso sexual infantil, ya sea revelación o sospecha, la ciudadanía está obligada a informar a las autoridades competentes a fin de que se pueda activar una respuesta efectiva que proteja al niño o niña.

El abuso sexual infantil tiene una serie de características que hacen que sea muy difícil de identificar tanto para los niños que la están sufriendo como por los adultos de su entorno que deberían actuar como figuras protectoras.

Por lo tanto, es necesario que todo el mundo en la escuela sepa a quién debe informar internamente sobre una posible situación de riesgo y que a la vez, la figura que tenga la responsabilidad informe a las autoridades de protección de la infancia, según los protocolos vigentes . La información detallada sobre los procedimientos establecidos son diferentes en casa país, pero en cualquier caso, es crucial que los profesionales de la escuela tengan un buen conocimiento sobre cómo se articulan en su centro y en su entorno comunitario.

No te pierdas la presentación del programa de prevención para las escuelas de primaria

Dada esta realidad y para ofrecer este programa educativo para implementar en las escuelas de primaria de Europa, la Fundación trabaja desde el 2016 en el proyecto ‘BREAKING THE SILENCE TOGETHER. Academic success for all by tackling child abuse in primary schools of Europe‘ conjuntamente con cuatro organizaciones europeas más especializadas en el abuso sexual infantil, la protección de la infancia y la gestión educativa:

Durante este tiempo hemos desarrollado y sistematizado un programa para introducir la prevención del abuso sexual infantil en la acción educativa de la escuela, involucrando los equipos docentes y no docentes, estudiantes y familias, así como otros agentes comunitarios, desde una perspectiva colaborativa y comunitaria. Ahora, ¡entramos en la recta final del proyecto! El próximo 10 de mayo ofreceremos una jornada gratuita para enseñar y explicar todos los materiales y herramientas de este programa para las escuelas de primaria. 

Te esperamos en el Seminario 'Herramientas para la prevención del abuso sexual infantil en la escuela'

Puedes inscribirte gratuitamente hasta el 7 de mayo